elecciones.jpg

La democracia mexicana y las elecciones

 

Sólo que se debe estar consciente de la realidad de la sociedad mexicana.

Gráfica 1

las_elecciones_g1.png

Fuente: elaborada por el autor con datos de Parametría, del 13 de julio de 2018.


De los casi noventa millones de ciudadanos registrados en la lista nominal del padrón electoral, 30.1 millones votaron por esa coalición mientras que 57.6 millones votaron por otros partidos o se abstuvieron. Lo anterior significa varias cosas: primero que el 53.1 por ciento de quienes votaron por la coalición ganadora sin duda le da una legitimidad al ejercicio democrático del país, y segundo que 57.6 millones de mexicanos no dieron su voto por AMLO y su heterogéneo movimiento.

Otro complemento importante de la pasada elección es la información sobre el nivel educativo de los votantes. Nuevamente con base en las cifras publicadas por Parametría se observa que quienes votaron por la coalición Juntos haremos historia, muestran un mayor nivel educativo que quienes votaron por las otras coaliciones. La gráfica 2 recoge esas proporciones.

Gráfica 2

las elecciones g2

Fuente: elaborada por el autor con datos de Parametría, del 13 de julio de 2018.

Los votantes con educación de nivel medio y superior que se inclinaron por esta última coalición representaron en promedio el 62% mientras en ese mismo nivel educativo sólo votaron el 27% por los otros partidos. Aunque no hubo mucha diferencia, pero los votantes con ningún nivel educativo que sufragaron por el grupo Morena fueron 45% en tanto que por los otros partidos votaron 52%. Al realizar la comparación entre los votantes por el PRI y MORENA, la diferencia es bastante más reveladora. Los votantes con educación media y superior que eligieron al PRI fueron sólo el 8.5%.

Para redondear la caracterización de esos 30.1 millones de personas que votaron por Morena, aunque obtuvieron un mayor número de sufragios en todos los rangos de edad, pero debe subrayarse que contaron con un apoyo de 63% de los jóvenes entre 26 y 35 años, mientras que el PRI sólo logró contar con 8%. Los adultos de 56 años o mayores representaron el segundo porcentaje de votos más alto para el PRI sólo con 24% del total.

La información que conocemos luego de los comicios muestra un panorama claro de que por el camino democrático, los mexicanos rechazaron la estructura del poder actual prácticamente a todos los niveles federal estatal y municipal y parecen haberle dado “un fin democrático a la democracia” Aguilar Camín dixit1. Tal vez todavía es temprano para llegar a esa conclusión, pero por lo menos el poder sí estará centralizado en un partido dominante o hegemónico y un hombre fuerte, muy fuerte.

Gráfica 3

las elecciones g3

Fuente: Elaborado por el autor con datos de Latinbarómetro, en http://www.latinobarometro.org/latOnline.jsp

Ahora que parecen haberse revalorado un poco los resultados de las encuestas, conviene tener muy presente el ánimo que ha permeado en nuestra sociedad en los pasados 23 años sobre la insatisfacción que hemos tenido los mexicanos sobre la democracia. Acudo a los resultados de Latinbarómetro, organización que ha repetido anualmente la investigación sobre la actitud nacional al respecto. La gráfica 3 muestra con claridad meridiana la percepción que existe desde 1995. En 2017 esa insatisfacción, medida por quienes respondieron “no estar muy satisfecho” y “nada satisfecho” alcanzó casi el 80% del total, cifra sólo superada durante los años del levantamiento zapatista cuando se ubicó en 84%. En contraste, quienes expresaron su aprobación con la suma de las respuestas “mucho” y “bien satisfecho” fueron sólo el 18%.

De las mimas encuestas de Latinbarómetro, se sabe igualmente que cuando se le preguntó a la sociedad mexicana el grado de confianza que le otorgaban a los partidos políticos, la respuesta fue apabullante. 75.5% contestaron que tenían “poca” o “ninguna” confianza en ellos.

Los resultados de otra encuesta que vale la pena recordar es aquella en la que se consulta el tipo de democracia que preferiría el ciudadano mexicano. La gráfica 4 muestra que ante la pregunta “no me importaría un gobierno no democrático, si resuelve los problemas” las respuestas que se agrupan en la suma de “muy de acuerdo” y “de acuerdo” sumaba el 45% según los datos para 2016. Bueno pues los votantes expresaron su enojo en las urnas.

Gráfica 4

grafica 4 elecciones mexico

Fuente: Elaborado por el autor con datos de Latinbarómetro, en http://www.latinobarometro.org/latOnline.jsp

En tanto que el 50% opinó que “no estarían de acuerdo” o estaría “muy en desacuerdo”. Sólo el futuro nos irá dando la pauta sobre el ejercicio del poder que hará la coalición ganadora, que arropa a tantas corrientes políticas, ideológicas, religiosas y disidentes o desertores de los partidos políticos tradicionales. Como decía mi padre, “el tiempo es tu mejor amigo”.

En otras palabras tenemos que ver cómo el tránsito de la aspiración democrática de 30 millones de mexicanos en la votación nos lleva a la legitimidad en los resultados.


1.- Milenio Diario, Héctor Aguilar Camín. Un adiós democrático a la democracia, Diario Milenio, julio 30 de 2018.