eu_contra_mundo.jpg

EUA contra el mundo

El nuevo capítulo de la guerra comercial (ver: ¿Ya comenzó la guerra comercial? de enero 26 de 2018 y Abre fuego EUA en la guerra comercial del 5 de marzo 2018) de EUA que había evolucionado con relativa baja intensidad subió de tono este fin de mayo y se convirtió en una verdadera ofensiva, con la decisión del presidente 45 de hacer efectiva la medida previa de elevar los aranceles a productos de acero y de aluminio, con lo que tocó fibras económicas sensibles, aparte de peligrosas para la economía mundial. Ya antes había aumentado impuestos de importación a algunos productos de línea blanca y otros.

Esa política comercial proteccionista la ha justificado frente a sus electores, acudiendo al argumento débil e insostenible de la seguridad nacional. Pero también tiene otra dimensión, fundada en la creencia de que elevando los aranceles a las importaciones reducirá el déficit comercial de EUA frente al mundo, donde por cierto, el mayor beneficiario es la República Popular China, esa fábrica mundial que es la segunda economía del planeta.

Pero en el camino, también se encuentran otros países de Asia como Corea del Sur, de la Unión Europea, y en América Latina, México, con superávit comerciales menores pero que caen dentro de la misma canasta mercantilista estadodunidense. Igualmente ha sido el trasfondo de los desencuentros en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, al grado de que se había condicionado la imposición de aranceles al acero y al aluminio, a que Canadá y México acaten las inaceptables condiciones en los capítulos pendientes como la cláusula de terminación a los cinco años (sunset clause), el sistema de solución de controversias, la estacionalidad de las exportaciones agrícolas, la equiparación de salarios en la industria manufacturera en los tres países, entre lo más conocido públicamente. Apenas unos días antes de la decisión de aumentar los aranceles a Canadá y México, Robert Lighthizer había enviado un clarísimo mensaje: “Los países del TLCAN no están siquiera cerca de alcanzar un acuerdo. Como dije la semana pasada, existen grandes diferencias en materia de propiedad intelectual, acceso al mercado agrícola, asuntos menores, energía, trabajo, reglas de origen, indicaciones geográficas y mucho más", dijo Lighthizer en un comunicado emitido por su despacho.”1

Y finalmente, además de sus lamentos por las ventajas comerciales con las que dañamos Canadá y México a los Estados Unidos utilizando el TLCAN, repitió el rechazo al acuerdo tripartita y revivió la preferencia que tiene por firmar acuerdos bilaterales.

Esa decisión del presidente 45 ha desatado una reacción en cadena a nivel internacional y en nuestro país. Veamos primero la nacional.

- México no sólo condenó la medida, sino que reaccionó –consideró mesuradamente—imponiendo represalias proporcionales y equitativas. El candidato de Por México al Frente levantó la voz y avaló la decisión de imponer represalias al grito de “para que se sepa que con México no se juega. Responderemos a EUA imponiendo aranceles. El futuro de esta región está en el respeto, el comercio y el entendimiento”.
- Por su parte el candidato eterno de Juntos haremos historia, advirtió que nuestro país no debe entablar una guerra comercial, y alertó sobre los peligros de tomar represalias, por la vulnerabilidad de la economía mexicana, explicación francamente desinformada, pues la guerra se está llevando a cabo. Pero con este llamado casi a poner la otra mejilla, nos da un indicador más de la política económica exterior del Pejismo. ¡Pues suerte!
- En el caso del candidato por México al Frente, sugirió diversificar las exportaciones, argumento que es absolutamente válido, pero como eso sólo se logra a mediano o largo plazo significa únicamente atraer la atención sin proponer nada sustantivo, aunque sí hizo un llamado a acudir a los organismos internacionales, es de suponer a la OMC.
- El Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, avaló plenamente la imposición de aranceles a productos de la Unión Americana, agregando que el aumento en los aranceles en EUA, “afectará las bases electorales” del presidente 45.

En el ámbito internacional las respuestas fueron más punzantes y técnicamente mejor fundamentadas.

- El primer ministro canadiense Justin Trudeau, dijo que “La idea de que de alguna manera somos una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos es francamente insultante e inaceptable”2. Anunció que también elevará aranceles a productos de ese país en la misma proporción y presentó su protesta ante la Organización Mundial de Comercio, que es una medida inteligente. Por cierto esa organización multilateral ha guardado un discreto e inexplicable silencio hasta ahora.
- Funcionarios de alto nivel de la Unión Europea calificaron la decisión del presidente 45 de “juego peligroso” e igualmente anunciaron que se impondrían aranceles a los productos de EUA en la misma proporción. La Comisaria Europea de Comercio Exterior Cecilia Malström aseguró “Hoy es un mal día para el comercio mundial”, opinión secundada por el Presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Junker que con la franqueza que le caracteriza dijo “Esto es proteccionismo puro y simple”3.
- El Secretario de Comercio del Reino Unido consideró la decisión de elevar las tarifas como “Decepcionante” y “absurda”, en tanto que Secretario de Comercio del Gabinete de Sombra laborista fue más allá al asegurar que ese país debe “hacer frente al bravucón”, mientras que otros políticos de oposición utilizaron calificativos más contundentes al calificar a la elevación de aranceles como “estúpidos y contraproducentes”.
- El presidente Macron le hizo una llamada telefónica a Washington para decir que la elevación de las tarifas era una medida “ilegal”. Pero, según lo que informaron los medios, el presidente 45 lo enfrió al responderle que eso era necesario para que EUA “reequilibre su comercio”. Aparte, según CNN, “la llamada que hizo la semana pasada el presidente francés se agrió después de que Macron criticara con franqueza las políticas de Trump … Sólo mala. Fue terrible … Macron pensó que sería capaz de decir lo que piensa, basado en la supuesta relación. Pero Trump no puede soportar que lo critiquen así"4.

En los Estados Unidos de América, se escucharon diversas opiniones críticas, tanto de demócratas, como de republicanos.

- Paul Ryan el portavoz del Senado expresó su oposición a la imposición de tarifas de parte porque “están dirigidas a los aliados de EUA con quienes deberíamos estar trabajando para abordar las prácticas desleales de países como China.
- Para Michael Kantor Representante Comercial de los Estados Unidos durante la administración del presidente Clinton, el enfoque aislacionista de EUA simplemente está empujando a otros países a buscar mayor acercamiento económico con China. Ello impulsará a los amigos europeos, canadienses y mexicanos hacia las manos de China … No tienen muchas opciones, si los Estados Unidos no sólo te rechaza sino te castiga”5.

Pero ya engallado, al día siguiente con las represalias encima, retomó las verdades a medias o abiertas mentiras y las amenazas políticas y comerciales. Esta misma tarde (junio 1), hizo una serie de lamentos sobre la “explotación” de que están siendo objeto la industria automotriz y los trabajadores estadounidenses a manos de México que se ha aprovechado de los débiles Estados Unidos e igualmente de las ventajas que siempre tienen Canadá y la Unión Europea en materia de aranceles. Y comento en una de esas intervenciones improvisadas que mejor sería “cambiar de nombre” al TLCAN y hacer un tratado bilateral con Canadá y otro por separado con México. Wilbur Ross que es el pilar mercantilista de la administración actual, afirmó claramente que los nuevos aranceles están vinculados a la lentitud y complicaciones en la negociación del TLCAN.

Todo lo anterior en la pista de la guerra comercial con el mundo. El propio Ross y una delegación de alto nivel está visitando China, donde fue recibido con declaraciones por demás francas, afirmando que las negociaciones se desarrollan positivamente, pero que “Los acuerdos entre China y Estados Unidos deben basarse en la premisa de que ambas partes se muevan en la misma dirección y no en una guerra comercial,”6 lo que capta a la perfección los acontecimientos de la semana previa en los que el presidente 45 lanzó disparos adicionales en esta escalada de la guerra comercial, tanto contra ese país, como contra Canadá, México y la Unión Europea, por lo menos.

Las cifras de comercio de bienes entre China y EUA son muy claras: la Unión Americana vende a china 187 mil millones de dólares pero importa 524 mil millones de dólares (ver gráfica 1). Ese déficit de 337 mil millones revela no sólo la situación actual del comercio exterior de ambas naciones, sino el resultado de un largo proceso acumulativo que incluye los complejos cambios en el orden económico mundial desde el advenimiento de las políticas liberales en la época de Ronald Reagan, Margaret Thatcher y el inicio del capitalismo con rostro socialista de China con Teng Xiao Ping.

Hoy éste último país abierto defensor del libre comercio, es la segunda potencia económica del mundo y un poderoso pilar financiero y monetario mundial, vinculado con el resto del mundo a través de los sofisticados mecanismos de las cadenas regionales y globales de valor en manos de las grandes empresas trasnacionales –principalmente estadounidenses. Éstas últimas se han beneficiado en todo este período mediante el aprovechamiento de la cada vez más capacitada mano de obra china y, al mismo tiempo, de la creciente innovación científica y tecnológica, que la ha colocado entre los países más competitivos del mundo. Aquí cabe destacar el programa “Hecho en China” 2025” que implicará enormes inversiones en sectores de alta tecnología como la de autos eléctricos y robótica que aspira a convertir a ese país “en un líder global”.

Pero el presidente 45 está en plena campaña con miras a no perder espacios en la próximas elecciones intermedias –la totalidad de la Casa de Representantes (diputados) y 35 en el Senado y, al mismo tiempo su propia reelección. Pero ello no justifica su absurda posición contra el mundo.


1.- No estamos cerca de alcanzar un acuerdo en TLCAN: Lighthizer, Excelsior, 17//05-2018 http://www.excelsior.com.mx/global/no-estamos-cerca-de-alcanzar-un-acuerdo-en-tlcan-lighthizer/1239604#.Wv5p0pJdbOo.email=0D=0A=0D=0A=0D=0A=0D=0A=0D=0A=0D=0A---=0D=0ACompartido
2.- Milenio, Junio 4 en http://www.milenio.com/negocios/pactos-bilaterales-en-lugar-de-tlc-trump
3.- Foreign Policy, https://foreignpolicy.com/2018/05/31/trumps-steel-tariffs-on-allies-complicate-bigger-problem-china/
4.- CNN, Trump´s phone call with Macron described as 'terrible' https://flipboard.com/@flipboard/-trumps-phone-call-with-macron-described/f-05f1d99e06%2Fcnn.com
5.- https://foreignpolicy.com/2018/05/31/trumps-steel-tariffs-on-allies-complicate-bigger-problem-china/
6.- Jethro Muller. China Warns US against imposing tariffs. CNN, June 3, 2018.